Datos curiosos y referencias sobre la higiene y la salud pública en el istmo de Panamá, en el siglo XIX

por Jorge Conte Porras

La Estrella de Panamá en su edición del 5 de abril de 1869 reproduce un comunicado del Presidente del Estado Soberano de Panamá, General Buenaventura Correoso, quien se siente alarmado por la grave epidemia de viruela que está atacando a los barrios populares, especialmente a la población infantil.

El presidente correoso da instrucciones a los miembros del ejército para que inspeccionen los patios y casas de la ciudad y obliguen a las personas a que cooperen con el aseo de la ciudad, pues exisgen varios lugares donde se encuentran residuos putrefactos que pueden afectar la salud pública.

Se exige enterrar a los muertos de viruela el mismo día de su fallecimiento y evitar los prolongados actos del velorio.

Se informa que se  hará un acto de vacunación masiva en la población del barrio de Santa Ana, con la presencia del Presidente del Estado y miembros del ejército; las vacunas serán traidas de un barco francés que se encuentra en el Atlántico y vendrán por la vía del ferrocarril.

Se anuncia que se impondrán severas multas a los que abandonen en plena calle o en los caminos de tránsito animales muertos, pues existen evidencias de una epidemia de opústula maligna o de morriña.

Se exige a todas las familias que tengan mucho cuidado con las basuras, así como con los detritus, que no deben ser arrojados a las callen. A todos que sorprendan en el acto de incumplir esta orden, se le conducirá de inmediato ante la autoridad competente.

La Estrella de Panamá, edición del día 13 de mayo de 1869, publica lo siguiente:

“El presidente del estado soberano de Panamá ha dado órdenes de que se tapen los desagues putrefactos que desembocan en plena calle. De tapar estos las cañerías deberán construirse otras subterráneas que desemboquen en la playa”.

El diario Star and Herald anuncia que el presidente Correoso ha designado una Junta de Salud Pública, alarmado por las inmundicias y desechos putrefactos que han inundado la ciudad de Panamá. Por todas partes se encuentran zapatos y escobas rotas, ropa sucia y otras inmundicias pues la gente acostumbra a depositarla basura en plena vía.

El Decreto promulgado por Correoso para crear la Junta de Salud Pública tiene fecha del 1 de mayo de 1869.

En la edición de ese mismo día aparece una carta del señor F.C. Herbruger, quien se encuentra alarmado por el estado de higiene que presentan todos losa rincones de la ciudad, especialmente los zaguanes y callejones de los aledaños.

La Estrella de Panamá del día 29 de abril de 1869 reproduce documento anónimo que lleva por título Denuncias de un Viajero, que señala que es deprimente el estado de suciedad que exhibe la ciudad de Panamá.

Julio Palacios publica en La Estrella de Panamá del 16 de agosto de 1886 una nota que, entre otras cosas, afirma:

“En el mes de abril de 1886 se desató en Panamá una epidemia de fiebre amarilla o perniciosa que diezmó el Batallón de la planta en el Istmo, compuesto en su mayoría de oficiales y soldados venidos del interior de Colombia. Víctima de esa epidemia falleció Ricardo Gaitán Obeso el día 13 de abril de 1886.

En La Estrella de Panamá, del 21 de agosto de 1879 se eleva una protesta por el desaseo que presentan los alrededores de la Plaza de Herrera, particularmente la casa denominada La Reformada, que se encuentra frente a la Iglesia de la merced, propiedad de los señores Arias Ferraud. Se dice que esa casa es una fuente permanente de inmundicia y foco de infecciones en la ciudad.

Estrella de Panamá, del 5 de marzo de 1879 publica  denuncias por el inaceptble estado de desaseo en que se encuentra el mercado pública donde se expeden los víveres de la ciudad.

La Estrella de Panamá, 17 de mayo de 1866, denuncia que los dueños de carretas que recogen la bausra son los culpables del derrame de basura por todos los rincones de la ciudad de Panamá.

Una respuesta

  1. [...] n M e m o r i a m Artículos de Jorge Conte en la revista LoteríaDatos curiosos y referencias sobre la higiene y la salud pública en el istmo de Panamá, en el sigl…El final de la historia de Jorge Conte PorrasEl legado de un [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: